x

Heligoland

Helgoland es especial entre las numerosas islas de la costa alemana del Mar del Norte. Por ejemplo, la isla no sólo impresiona con su flora y fauna únicas, sino también con un clima suave de alta mar durante todo el año. Debido a su naturaleza tranquila y a su designación como balneario, Helgoland tiene una gran demanda como balneario. Sin embargo, al mismo tiempo, Helgoland también representa una reconocida isla de vacaciones y aventuras con una variedad de lugares de interés y atracciones que hacen que unas vacaciones en Helgoland sean atractivas para muchos turistas.

  1. Museos
  2. Hoteles y pisos de vacaciones
  3. El tiempo en Heligoland

Guía de viaje de Heligoland

Datos y cifras sobre Helgoland

Helgoland está situada en el golfo de Alemania, a unos 70 km del continente. Tiene unos 1.400 habitantes y pertenece al distrito de Pinneberg, en Schleswig-Holstein. Como resultado de una marea de tormenta, la conexión entre la isla principal y la duna de Helgoland se cortó en 1721. En la actualidad, Helgoland consta de una isla principal de 1 km² con una costa escarpada y una isla vecina en alta mar, la llamada “Badedüne”, que tiene una superficie de 0,7 km². A pesar de pertenecer a Alemania, algunos isleños hablan la antigua lengua insular “Helgoländisch”, conocida alternativamente como “Halunder”, además del alto alemán. Sin embargo, el uso de la lengua de la isla ha disminuido cada vez más en los últimos años.

Flora y fauna de la isla

Helgoland impresiona ante todo por sus impresionantes paisajes y activos naturales. La flora y la fauna especiales de la isla se remontan a la presencia de arenisca roja, caliza de concha y tiza. También como resultado de la favorable situación geográfica de Helgoland, se puede encontrar aquí un gran número de plantas y animales raros. Entre ellas se encuentran formas silvestres de conocidas plantas cultivadas de la Alemania continental. Una característica especial de la fauna de Helgoland son las numerosas focas grises, que se encuentran principalmente en la “Badedüne”. Cada año, entre noviembre y enero, las focas dan a luz a sus crías aquí. Además, Helgoland es una parada para un gran número de aves migratorias en primavera y otoño. Así, cada año se pueden observar más de 5.000 parejas de aves en la roca de las aves, la llamada “Lummenfelsen”. Por ello, el “Lummenfelsen” se considera la reserva natural más pequeña del mundo. Entre las especies de aves que se dan cita están el alcatraz del Atlántico Norte, la gaviota, el alca, el fulmar y el arao. Debido a su elevada presencia, esta última representa el ave característica de la isla de Helgoland. El “salto del arao”, que tiene lugar entre junio y julio y consiste en que las crías saltan desde una roca al agua poco después de nacer, es un espectáculo natural muy popular entre los turistas. Justo al lado del “Lummenfelsen” está el “Lange Anna”, el punto de referencia de la isla de Helgoland. Se trata de un coloso de piedra roja que sobresale del agua en el lado norte de la isla.

Situación geográfica de Helgoland

Helgoland es única no sólo por su flora y fauna, sino también por su situación geográfica. La isla no se encuentra en una sola línea de contorno, sino que está dividida en Unterland, Mittelland y Oberland. Para llegar al Oberland, hay un ascensor en la isla que conecta el Unterland y el Oberland. Además, también se puede acceder al terreno superior a través de una escalera con un total de 184 escalones. En la parte superior hay un faro histórico de 35 metros de altura. Se considera el único edificio de la isla que resistió los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Aunque durante la guerra funcionó como puesto de control antiaéreo, hoy es la baliza más ligera de la bahía alemana, con un alcance de unos 52 km. La historia de la isla también se puede ver en los búnkeres subterráneos de un kilómetro de longitud, que se pueden visitar en una visita guiada a lo largo de 400 metros. Sin embargo, la extensión exacta de los refugios y túneles en Helgoland sigue sin estar clara hoy en día. Durante unas vacaciones en Helgoland, los turistas también pueden descubrir el “Oso de Berlín” en la parte superior de la tierra, que mira hacia la capital alemana, Berlín. La estatua está pensada para servir de orientación a los turistas.

Lo más destacado de la “duna de baño”

La mayor atracción de Helgoland es la llamada “Badedüne” (duna de baño), situada a un kilómetro de la isla principal y a la que se puede llegar a través de los servicios de transbordador de las dunas. La “Badedüne” estaba inicialmente conectada a la isla principal a través de un muro de arena antes de ser separada de la isla por una marea de tormenta en 1721. Los turistas pueden explorar la naturaleza de la isla en un ambiente tranquilo en un área de aproximadamente 1 km de largo y 700 m de ancho. La duna apenas se ve afectada por el turismo de masas, por lo que es especialmente adecuada para los veraneantes que buscan sobre todo tranquilidad y naturaleza. La duna es también una atracción interesante para los coleccionistas de fósiles por sus diversos fósiles. Una característica especial es el sílex rojo, que sólo puede encontrarse en la zona de la “duna de baño” de Helgoland. El sílex también se conoce como “diamante rojo” por su característica geológica única y hoy en día se transforma en valiosas piezas de joyería. La duna también cuenta con dos amplias playas de arena que invitan a tomar el sol y bañarse durante las vacaciones en Helgoland. La playa sur, con sus aguas tranquilas y amplias extensiones de arena, es principalmente adecuada para familias con niños. La playa norte, por el contrario, impresiona por el oleaje que se desploma y el gran número de focas. La parte oriental de la “Badedüne”, marcada con el nombre de “Aade”, también merece ser vista durante unas vacaciones en Helgoland. Aquí, el oleaje crea un espectáculo natural en el que una multitud de guijarros se mueven de tal manera que se desarrolla un impresionante patrón sonoro. Además, en esta zona de la isla hay suficientes servicios de restauración para los turistas, con un supermercado y dos restaurantes.

Otros lugares de interés en la isla

Otros lugares populares en Helgoland son los históricos puestos de langostas del puerto de la isla, que destacan sobre todo por sus coloridas pinturas y que son antiguos talleres de pescadores. Los turistas pueden encontrar información sobre la agitada historia de Helgoland en el “Inselmuseum Helgoland”. Este museo insular también cuenta con un “Museo James Krüss”. Los recuerdos del escritor y poeta James Krüss, nacido en Helgoland, se exponen en el patio del museo en réplicas de puestos de langostas en forma de fotos, CDs, cartas y clips de televisión. La torre de radio de Helgoland también es una vista popular en la isla por su especial arquitectura. Se encuentra en el Oberland, cerca del faro. Aquí también se puede visitar la iglesia de San Nicolás. Se caracteriza por su antigua arquitectura interior, que en parte pertenecía a la antigua iglesia de la isla que fue destruida por un ataque en abril de 1945 durante la Segunda Guerra Mundial.

Helgoland como balneario

Sin embargo, en última instancia, Helgoland no sólo tiene el estatus de isla de aventura, sino que también es conocida por su designación como atractivo balneario. Helgoland, por ejemplo, se considera que tiene el mayor contenido de yodo y oxígeno de Alemania, por lo que es uno de los balnearios más importantes de Europa. Debido a su situación geográfica, la isla se caracteriza por un clima curativo de alta mar, que tiene un efecto beneficioso para la salud del cuerpo humano. Las personas con enfermedades respiratorias y alergias, en particular, pueden beneficiarse de la ausencia de polen y del bajo nivel de partículas de polvo en la isla. El clima de Helgoland, agradable todo el año gracias al agua del mar, también tiene un efecto positivo en las enfermedades reumáticas, los trastornos circulatorios y las infecciones respiratorias.

Hoteles y pisos de vacaciones

  • Haus Frier
    0 km vom Zentrum entfernt
    Adresse: 165 Bremer Straße, 27498 Helgoland, Germany
  • Hotel auf den Hummerklippen
    0 km vom Zentrum entfernt
    Adresse: Am Falm 302a, 27498 Helgoland, Germany
  • Hotel Panorama Garni
    0.1 km vom Zentrum entfernt
    Adresse: Am Falm 313, 27498 Helgoland, Germany
  • Haus Roland
    0.2 km vom Zentrum entfernt
    Adresse: 14 Am Südstrand Erdgeschoß, 27498 Helgoland, Germany
  • Hotel Helgolandia
    0.2 km vom Zentrum entfernt
    Adresse: Friesenstrasse 56, 27498 Helgoland, Germany
  • Hotel Mocca-Stuben
    0.2 km vom Zentrum entfernt
    Adresse: Hingstgars 447, 27498 Helgoland, Germany
  • Rungholt
    0.2 km vom Zentrum entfernt
    Adresse: Am Südstrand 7/9, 27498 Helgoland, Germany
  • Hotel Hochseeinsel
    0.2 km vom Zentrum entfernt
    Adresse: Am Südstrand 6, 27498 Helgoland, Germany
  • Hotel Helgoländer Klassik
    0.2 km vom Zentrum entfernt
    Adresse: Kurpromenade 36, 27498 Helgoland, Germany

Ferries y puertos de ferry en Heligoland

Ciudades y pueblos cercanos a Heligoland